Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SEÑAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer página de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Caballos
El Gaucho | Federaciones | Regiones Gauchas
 Artículos   Trucos   Lecturas   Pelajes Criollos
Por Antonio Beorchia Nigris

Muchas personas nacidas y criadas en las grandes ciudades se sienten sin embargo identificadas con el gaucho y el caballo. Aún poseyendo su propio sillero en una propiedad rural o casa de fin de semana, a veces no tienen bastante experiencia como para manejarlo convenientemente. Las indicaciones que damos a continuación -útiles para todos- las hemos extractado de la obra de Claude Lux "El Caballo, 100 trucos útiles" (Editorial Hispano Europea). "Muy frecuentemente se trata de una pequeña astucia que, utilizada en el momento oportuno, le sacará de un apuro y le hará ganar un tiempo precioso".

Compilación a cargo de Antonio Beorchia Nigris

  Trucos para el caballo
1

Cómo colocar la brida al caballo

Si el caballo se obstina en mantener los dientes apretados cuando deseamos embridarlo, no nos servirá de nada golpearle el bocado contra los mismos. Para que los abra, bastará introducirle un dedo en la cavidad bucal, en el sitio que ocuparía el mismo bocado, o sea en la zona llamada diastema, que carece de dientes.

2

Cuidado al colocar la sudadera ó manta sobre el lomo del caballo

No debe hacerse a contrapelo ni dejarse arrugas, por cuanto propician la formación de hinchazones y mataduras (heridas). Las mataduras en la cruz son muy difíciles de curar, y una vez producidas reaparecen con facilidad. La manta se coloca sobre el cuello y se desliza hacia el lomo, donde irá la montura. Así los pelos mantendrán sudirección correcta. No olvidar pasar una mano sobre el lomo del caballo si este permaneció a campo abierto, a fin de detectar la presencia de posibles espinas.

3

Nudos útiles: El nudo de "rizo"

Cuando atamos el caballo sillero con una soga al palenque, a una argolla, o a un árbol, el nudo deberá ser seguro y fácil de deshacer. El "nudo de rizo", también llamado "nudo llano con vuelta", es el ideal en estos casos. Bastará tirar del extremo libre para desatarlo, pero nunca aflojará si el caballo se empecina a tirar desde su lado.

 

Nudos útiles: El nudo "as de guía"

Este nudo no permite que una lazada se deslice cuando, por ejemplo, atamos una soga al cuello del caballo. Usándolo siempre, evitaremos desagradables consecuencias al caballo, en el caso muy común que éste pisando la soga, levante la cabeza de un tirón. Deberíamos saber hacer este nudo hasta a oscuras.

4

Cómo hacer un ronzal con una simple soga

Una soga con un nudo llamado "as de guía", nos servirá para improvisar un ronzal o cabestro con el cual conducir nuestro caballo al potrero.

5

La estaca enterrada, un recurso gaucho

En la inmensidad de la pampa argentina, el gaucho a veces no encontrará donde atar su montado. Si no es animal "volvedor" podrá mantenerlo; en su defecto dará buen resultado atando el extremo libre del ronzal o cabestro a un trozo de madera, para enterrarla luego. Conviene que el cabestro esté equipado con un mosquetón libre, para evitar que se enrosque. Hay quien prefiere atar el caballo de una pata delantera.

6

Tiene fiebre nuestro caballo?

Si no tenemos disponible un termómetro para medir analmente la temperatura de nuestro caballo, podremos tocarle las orejas. Hay un refrán al respecto que dice: "Si el caballo está afiebrado, sus orejas estarán calientes, pero si están calientes, no siempre tiene fiebre". O sea: sólo podremos estar seguros que el caballo no tiene fiebre cuando sus orejas estarán frías.

7

Para controlar cascos delanteros y herraduras, basta un pellizco

A veces el caballo se niega a levantar una mano, e inútiles resultarán nuestros esfuerzoa para inducirlo a colaborar. Bastará un pellizco donde indica el croquis para que afloje la presión sobre la extremidad delantera y el jinete pueda levantar el casco sin esfuerzo.

8

Cuidado con la deshidratación durante una larga cabalgata

En zonas desérticas y en tiempo caluroso, después de un esfuerzo prolongado el caballo puede deshidratarse. Si pellizcamos la piel con movimiento rotativo en la parte lateral del cuello de nuestro montado y el plegue permanece más de tres segundos, el caballo está deshidratado.

9

Evite el agua turbia

Si abreva su caballo en un arroyo, sáquele el bocado y ubíquelo con la cabeza contra la corriente, para evitar que al remover la corriente con las patas, beba luego agua turbia o cargada de arena.

10

Importancia del morral durante las expediciones

El saco de comer o morral es muy útil para que el caballo no desperdicie su ración de pienso en el transcurso de una cabalgata de varios dias. Si ubicamos la avena sobre los peleros, por ejemplo, para alimentar varios caballos soltados en un corral, éstos la disputarán entre sí, desparramándola. El morral evitará este inconveniente. Conviene recordar que el saco de comer no debe ir ajustando en exceso al morro del animal -en especial si no está aún acostumbrado a comer en dicho saco- por cuanto la avena o el maíz molido pueden penetrarle en las narices con consecuencias siempre negativas.

11

Utilizar dos ronzales para subir un caballo a un trailer

Los caballos no acostumbrados se resisten a subir a cualquier vehículo o remolque. Entre tres personas con dos sogas cortas se facilita mucho la tarea. Atando los extremos de ambas sogas al interior del vehículo en los costados opuestos, mientras una de las personas muestra el camino al caballo, las dos restantes pasan la soga detrás de los cuartos traseros del animal -según muetra el croquis- y, tirando prograsivamente sin ceder, aún cuando el caballo recule, finalmente éste acabará por entrar. En breve tiempo aprenderá a subir sin necesidad de sogas.

12

En terreno quebrado, pretal improvisado

Cuando cabalgamos en zona de montaña o atravesamos un terreno muy quebrado, la montura tiende a resbalar hacia atrás. Se puede fabricar un pretal (collera) improvisando, con una soga larga por lo menos tres metros, pasando la misma por ambas argollas delanteras de la montura y ajustándola a la cincha, bajo el pecho del montado, como indica el dibujo.


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 páginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | Contáctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos