Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SE√ĎAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer pŠgina de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 26 de Mayo del 2008  

Independencia, Danzas y Tradici√≥n 
A menudo resulta un tanto intrincado poder dilucidar cuŠles son los puntos de contacto entre las efemťrides nacionales con la figura del gaucho, y de estas dos con el amplio concepto que llamamos Tradiciůn y que es el que ocupa y preocupa a las instituciones gauchas.
Tiempo de lectura: 4' 10" | 5084 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Un primer indicio para arrojar luz sobre estos procesos, es aclarar que las efemérides, como la que viviremos en los próximos días relacionadas con la Independencia y constitución de nuestro país son fechas que a la manera de un monumento pretenden condensar y mantener la memoria sobre nuestras raíces. Lo que no implica que estas fechas sean apenas un cabo de los enormes y complejos procesos socio-culturales que la población vivió por esas épocas.
En segundo término, resulta curioso plantearse cómo se vivieron estos procesos por las poblaciones más alejadas de Buenos Aires, más precisamente por el gaucho.
Para ello conviene aclarar algunos puntos a ser reflexionados:
Las noticias sobre la inminente independencia del país llegaban hasta dos meses más tarde a las provincias del interior, razón por la cual los procesos que se anunciaban en Buenos Aires estaban bien lejos de ser procesos acabados, era necesaria la espera de apoyo y aprobación de las demás provincias.
El gaucho aparece opacado en estos procesos, sobre todo, porque en los distintos actos conmemorativos tienden a recordar s√≥lo a los representantes pol√≠ticos de la √©poca, que generalmente pertenec√≠an a la clase alta porte√Īa y llevaban una vida de claro estilo europeizante, olvidando a las clases consideradas bajas como las pobladas por el gaucho y por el negro, que fueron en realidad las que ocuparon las filas de los ej√©rcitos que concretaron las luchas por la independencia.
No obstante estos olvidos, el del gaucho y el del negro, hay otro tipo de monumentos que, de ser tenidos en cuenta, ampl√≠an positivamente la visi√≥n sobre estos procesos, este es el caso de las danzas constituidas como danzas folcl√≥ricas nacionales, ya que muchas de ellas albergan en sus entra√Īas capas de la memoria colectiva sumamente interesantes.
Entre las numerosas danzas que se bailaban en la √©poca, conviene tener especialmente en cuenta el cielito, considerada una danza patri√≥tica por excelencia, llevada desde Buenos Aires a partir de1810, como marcha de los soldados al Uruguay ¬Ėall√≠ se registra la primera versi√≥n- luego va a Bolivia, seg√ļn los estudios de Vega, no puede haber ido en las primeras excursiones, sino con las del ej√©rcito de Belgrano. Luego va a Mendoza, a San Juan y a Chile con el General San Mart√≠n. Luego pasa al Paraguay y no hay datos precisos de su llegada a Per√ļ.
Existen varios documentos que prueban la existencia del cielito en el siglo XIX. En 1868 un testigo dice que los bailes se inician con el Cielo en homenaje al pa√≠s y a los sentimientos nacionales de la due√Īa de casa. El primer texto del Cielito se public√≥ en 1813, la primera versi√≥n musical fue escrita en 1816 y la primera descripci√≥n coreogr√°fica en 1818. Tuvo cambios demasiado bruscos al pasar de la campa√Īa a los salones de alcurnia, recorri√≥ incre√≠bles distancias, lo que llev√≥ a modificar su coreograf√≠a y textos en las distintas regiones.
Los primeros ¬ďCielitos¬Ē fueron cantados, constitu√≠an la expresi√≥n colectiva, el lenguaje de los hombres libres que inauguraron en la patria una nueva √©poca, fue la canci√≥n de la victoria, sellada siempre por la c√°lida vibraci√≥n de fogones, pulper√≠as y guerras ( las bandas de los batallones 8 y 11, compuestas por negros africanos y criollos argentinos, uniformados a la turca, hicieron o√≠r al pueblo chileno tres d√≠as despu√©s de Chacabuco, los aires del cielito, Peric√≥n, Sajuriana y Cuando, danzas √©stas que el general San Mart√≠n llev√≥ con su libertad) :

Cielito digo que sí
Cielito de la victoria
La patria y sus dignos hijos
Vivan siempre en mi memoria

Cielito, cielito que si
Cielito de dos por ocho
Que se empezó a desgranar
Lo mesmo que maíz morocho

Por Zulema del V. Fonseca M


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 pŠginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | ContŠctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2014 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos