Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SEÑAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer página de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 14 de Octubre del 2008  

Historia y Literatura: Figura histórica del gaucho y figura literaria del gaucho ¿Son lo mismo? - Primera Parte 
Es importante diferenciar dos aspectos a la hora de atravesar el umbral hacia lo gaucho: la figura histórica del gaucho, como tipo social de existencia verificada y real y la existencia literaria del concepto gaucho.
Tiempo de lectura: 4' 20" | 4124 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

El gaucho como figura histórica, se ha ido configurado como arquetipo, esto es como modelo, de los argentinos. Y es un arquetipo poblado de valores como la amistad, la denuncia ante la injusticia, respeto por la palabra dada, que además lo constituyen en un modelo ético por sus refranes y consejos.
El gaucho desde el ámbito literario fue creándose y re-creándose casi de forma constante según la visión de cada autor.
Citaremos tres ejemplos que es posible encadenar en la creación del concepto, no con un criterio cronológico, sino mnemónico : “Facundo civilización y barbarie” de D. F. Sarmiento, “El gaucho Martín Fierro” y “La vuelta del gaucho Martín Fierro” de José Hernández y “Don Segundo Sombra” de Ricardo Güiraldes.
En la obra de Sarmiento aparece una descripción de cuatro tipologías cuyanas del gaucho: El baqueano, el rastreador, el cantor y el gaucho malo. La pulpería juega un papel fundamental, es el núcleo social donde se difunden las últimas noticias, se resuelven los conflictos a cuchillo o a canto, se realizan compra-venta de ganados o contratos de trabajo, entre otras actividades. Es decir que el gaucho se define por la actividad que realiza.
En la obra de Hernández la tipología aparece en una misma persona, El gaucho Martín Fierro, gaucho bueno que vivía feliz trabajando la tierra y en familia, se convierte en un gaucho malo a causa de la injusticia social (su partida obligada a la frontera). La realidad lo convierte en un marginal, y cambia sus valores de paternidad, esposo trabajador y buen domador por la de violento, matrero y asesino, hasta rompe su guitarra como señal de cansancio por no ser escuchado. Sin embargo, en la segunda parte, el juez que lo perseguía muere, Fierro se reencuentra con sus hijos y la sociedad parece darle una segunda oportunidad. En este caso, el gaucho se define por los condicionamientos socio-políticos.
Ricardo Güiraldes, sitúa a Don segundo Sombra en un periodo que nada tiene que ver con la etapa histórica, (fue publicado en 1926), Sus personajes son situados en un no-tiempo, un tiempo mítico para ser más exactos Fabio Cáceres, el protagonista, es un guacho , un niño travieso e indeseado, luego se hace marucho de Don Segundo Sombra y en un viaje que dura cinco años, como reseros, Fabio se convierte en un gaucho hecho y derecho, no sólo aprende los oficios, sino que tiene una profunda experiencia espiritual. Luego, se entera que no es guacho, que su padre es en realidad un hacendado y lo hereda. Fabio odia a los ricos, pero Don Segundo le da su última y más importante enseñanza: No se es gaucho de nacimiento, ni por el oficio, se es gaucho por adquirir el alma gaucha, la vida y los valores por medio de los mayores. En este último caso, el gaucho se define por su sistema de valores espirituales, independientemente de su procedencia o clase social. Desde esta perspectiva, todos pueden llegar a ser gauchos.
Es innegable que los tres autores tomaron de la realidad los modelos descriptos, incluso Facundo civilización y barbarie no fue concebido como literatura, sino que apareció como un folletín periodístico, que al ser publicado, más tarde, en forma completa se convirtió en uno de los libros base de la literatura argentina. Sin embargo, no se debe confundir las fuentes de inspiración de los autores con los acertados personajes que ellos logran delinear en sus obras.
Es importante diferenciar que las obras artísticas poseen el punto de vista del autor, son una construcción estética que necesitan de un lector activo, y que en ese sentido, aunque tomen elementos de la realidad, responden siempre a la ficción. Aunque ficción y realidad se alimenten recíprocamente, no se las debe confundir.

1-Este término está tomado desde la Semiótica de la Cultura, escuela iniciada por Yuri Lotman, quien diferencia el tiempo cronológico (perteneciente a la Historia) del tiempo mnemónico que es el modo en que los hechos son ordenados de acuerdo con la memoria, (Campo semiótico, de los signos). Es decir, no importa cuando ocurrió, sino en qué capa de la memoria se encuentra, si se lo divisa como central o no.
2-Huérfano
3-Niño aprendiz

Por Zulema Fonseca


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 páginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | Contáctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos