Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SE√ĎAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer pŠgina de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 22 de Abril del 2009  

Boletin G√ľemesiano N¬ļ 108 
Tiempo de lectura: 7' 30 | 2317 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Abril de 2009

PRESENTACION

En la presente edici√≥n se finaliza la serie documental sobre Juan Jos√© Fern√°ndez Campero iniciada en el Bolet√≠n N¬ļ 105, con motivo de la aprobaci√≥n que diera el Senado de la Naci√≥n a la repatriaci√≥n de sus restos. A los escritos del investigador Tarije√Īo Javier Campero Paz sobre lo sucedido en La sorpresa de Yavi se suman p√°rrafos de cartas dirigidas por el Gral. Manuel Belgrano a Mart√≠n G√ľemes, que complementan lo desarrollado.
En adhesi√≥n al 193¬ļ Aniversario de la firma del Pacto de los Cerrillos se publica el art√≠culo escrito para la Revista Digital "Integraci√≥n" de la Ciudad de Salta, finalizando los nuevos reconocimientos obtenidos por el Bolet√≠n G√ľemesiano Digital, la Agenda G√ľemesiana y el sentido adi√≥s a un Gaucho.

CONTENIDO

I. LA SORPRESA DE YAVI, PARTE II, por Javier Campero Paz
II. OTROS DOCUMENTOS RELACIONADOS CON EL YAVE√ĎO, por M Cristina Fern√°ndez
III. LA REPATRIACION DE SUS RESTOS, UNA DEUDA NACIONAL, por M Cristina Fern√°ndez
IV. EL PACTO DE LOS CERRILLOS, por María Cristina Fernández
V. NUEVOS RECONOCIMIENTOS AL BOLETIN GUEMESIANO DIGITAL
VI. AGENDA GUEMESIANA MARZO DE 2009
VII. PALABRAS FINALES, EL ADIOS A ADRIAN CHECA

DESARROLLO

I. LA SORPRESA DE YAVI. PARTE II

En su libro El V√≠nculo de Tojo, Javier Campero Paz expresa: "Tiempo despu√©s del arribo de Campero a Lima, el Rey Fernando VII, con motivo de conmemorar su segundo matrimonio, declar√≥ un perd√≥n para ciertos prisioneros pol√≠ticos. Campero se benefici√≥ con esta amnist√≠a, con la condici√≥n de no retornar a territorios de Charcas y Tucum√°n. Don Juan Jos√© decidi√≥ quedarse en Lima. Esto fue hasta que el Virrey del Per√ļ, Joaqu√≠n de la Pezuela, contempl√≥ que en Lima hab√≠an demasiados patriotas y tom√≥ la decisi√≥n de enviar a Espa√Īa a los m√°s compiscuos.
Campero estaba entre ellos y fue trasladado desde el Callao hasta Panam√°.
Despu√©s de cruzar el itsmo del mismo nombre, tuvo que esperar bastante tiempo, hasta encontrar una nave que pudiera, pese a los requerimientos de la insurrecci√≥n del continente, trasladarlo hasta su destino final, Espa√Īa. En esta espera, aparentemente como resultado de los malos tratos sufridos en Lima y el clima tropical de Panam√°, enferm√≥ de gravedad y tuvo que ser desembarcado en la ciudad de Kingston en Jamaica, donde finalmente, la muerte lo encontr√≥.
Antes de morir, a la edad de cuarenta y tres a√Īos, el 22 (o 27?) de Octubre, dict√≥ un poder para testar.
Don Juan Jos√© Feliciano despu√©s de una introducci√≥n que determina su estado de enfermedad extrema, de encontrarse lejos de su tierra y haciendo uso a su derecho a preparar su "poder para testar" en base a su fuero militar, declara y nombra como sus apoderados, albaceas y fideicomisarios a do√Īa Manuela de G√ľemes y a su esposo don Jos√© Santiesteban, a quienes encarga formalizar este su testamento. As√≠ mismo indica que naci√≥ en Yavi, en la provincia de Tucum√°n y que es hijo leg√≠timo de don Juan Jos√© Gervasio Fern√°ndez Campero Martiarena del Barranco, Marqu√©s del Valle de Tojo y de do√Īa Mar√≠a P√©rez de Uriondo.
Declara as√≠ mismo, que fue "casado y velado con do√Īa Manuela de Barrag√°n, natural de Potos√≠, hija leg√≠tima de don Gregorio Barrag√°n y de do√Īa Juana Guillizasti, viuda del Teniente Coronel don Mariano V√°squez". Indica que, "de aquel matrimonio con su esposa tuvieron por hijos leg√≠timos a Fernando Mar√≠a, Mar√≠a Calista y Jos√© Mar√≠a del Pilar". Declara que su esposa muri√≥ en el a√Īo 1812 "y de los tres hijos arriba expresados, muri√≥ tambi√©n Jos√© Mar√≠a del Pilar".
En el punto cuarto declara "que dichos mis hijos Fernando y Mar√≠a Calista, cuando sal√≠ de mi pa√≠s quedaron al cuidado de do√Īa Manuela de G√ľemes en la ciudad de la Plata y de su marido don Jos√© Santi Esteban". Enseguida indica que por muerte de su padre recay√≥ en √©l el t√≠tulo de Marqu√©s del Valle de Tojo y Encomendero de los pueblos de Casavindo y Cochinoca, cuyos documentos de propiedad y posesi√≥n se hallan en poder de don Francisco de Gurruchaga, residente en Salta del Tucum√°n "y por si estos documentos se hubieren extraviado, se hallan sus originales en el Archivo de Tarija, en la Audiencia de Charcas, en la de Lima y en el Registro de Chichas y Cinti".
Declara como sus √ļnicos herederos a sus hijos con vida Jos√© Mar√≠a y Mar√≠a Calista, con una mejora para √©sta √ļltima del tercio de sus bienes. Dice tener otra hija natural llamada Mercedes Martierena, a quien la tuvo con do√Īa Guadalupe Ruiz de Mendoza, a qui√©n, de acuerdo a su voluntad, se le de por sus albaceas el remanente del quinto de sus bienes.
Tambi√©n aclara "que en poder de dicho don Francisco de Gurruchaga, sobre veinte mil pesos en dinero en efectivo, que le dej√© en confianza antes de venirme en el a√Īo 1816 de que, aunque me otorg√≥ instrumentos, qued√≥ este con los dem√°s papeles de mi pertenencia en su poder, cuya cantidad recabar√°n mis apoderados y albaceas".
En la cláusula décima aclara "que en poder de don Francisco Gurruchaga existen también, entre otros muchos papeles de mi pertenencia, los documentos que acreditan serme deudoras las Cajas Nacionales de Lima, de la cantidad de más de doscientos mil pesos, procedentes de varios suplementos que les he hecho así en dinero efectivo como en ganados, etc. cuya recaudación verificarán dichos mis Albaceas, liquidando las cuentas con los Ministros de dichas Cajas".
Por √ļltimo indica que √©ste testamento lo hizo y firm√≥ ante varios testigos conocidos, vecinos de la ciudad de Panam√°, don Manuel Lasso de la Vega, don Manuel Morales y d. Gregorio Jos√© Espinar, como as√≠ mismo del primer Marqu√©s de San Jorge de Bogot√°, el R.P.F Antonio Guti√©rrez y don Antonio Rom√°n Ponce, naturales de la ciudad de Santa Fe de Bogot√° y don Pedro Casis de la Torre de dicha provincia".
As√≠ terminaba la vida de don Juan Jos√© Feliciano Fern√°ndez Campero, Marqu√©s del Valle de Tojo y Coronel Mayor de los Ej√©rcitos Patrios. Enterrado en tierras lejanas, casi olvidado de la memoria colectiva de nuestros territorios y esperando ser alg√ļn d√≠a repatriados a su tierra natal.
Aproximadamente en 1880, el Congreso del Per√ļ dict√≥ la ley 6864 por la que se declara al Pr√≥cer de la Independencia Don Juan Jos√© Fern√°ndez Campero, acreedor a la gratitud nacional y autoriza al Poder Ejecutivo repatriar sus restos mortales y depositarlos en el Pante√≥n de los Pr√≥ceres.
La Ley mencionada, fue, entre muchas otras, el resultado de una investigaci√≥n realizada a iniciativa de la Benem√©rita Sociedad de Fundadores de la Independencia, "Vencedores el 2 de Mayo de 1866 y Defensores Calificados de la Patria" del Per√ļ. En la parte referente al "Marco Te√≥rico" de la investigaci√≥n anota:
"El concepto de heroísmo y de héroe está vinculado a la evolución y a las transformaciones de la sociedad a lo largo del tiempo. La Historia desde sus inicios siempre ha contado con los héroes. En ellos se encarnan las virtudes a las que los hombres aspiramos, generando para el conjunto social modelos de conducta dignos de imitar.
Una persona se convierte en h√©roe al realizar una haza√Īa extraordinaria y digna de elogios, como, por ejemplo, dar la vida por la Patria en un campo de batalla, ofrendar la vida en el cumplimiento del deber, salvar personas de una muerte segura poniendo en grave riesgo su vida, etc.
Los h√©roes han sido o son sujetos hist√≥ricos, que act√ļan en el contexto social en que les toc√≥ vivir. Sin embargo, fruto de los hechos extraordinarios que protagonizaron, de las virtudes que encarnaron o de los ideales que profesaron, la percepci√≥n que la sociedad posee de ellos trasciende lo meramente formal, cient√≠fico y objetivo, tendiendo a convertirlos en mitos. As√≠, los h√©roes, productos de la historia tanto antigua como contempor√°nea, devienen en s√≠mbolos de la mitolog√≠a de los pueblos".
Al concluir la guerra de la Independencia, la unidad territorial del Mayorazgo de Tojo, se divide en lo que hoy son Argentina y Bolivia", finaliza Javier Campero.

II. OTROS DOCUMENTOS RELACIONADOS CON EL YAVE√ĎO

Por su inter√©s para el conocimiento de los sucesos posteriores al apresamiento de Juan Jos√© Fern√°ndez Campero, se citan tres cartas dirigidas por el Gral. Manuel Belgrano al Gral. Mart√≠n G√ľemes y un p√°rrafo extra√≠do de las Memorias del Gral. Tom√°s Iriarte, relacionado con una de esas cartas.
El 15 de Marzo de 1817 Belgrano dec√≠a a G√ľemes: "D√≠game Ud. ¬Ņno ser√° conveniente que la gente que fue del Peruano (Regimiento creado y costeado por el Marqu√©s de Yavi) se reorganizase? L√≥pez, el Jos√© Gregorio y Ruiz de los Llanos podr√≠an emprender √©sta obra; d√©me usted su parecer en el particular para que entremos a esta obra, porque el asunto es hallarnos con gente √ļtil por todas partes para concluir con la empresa pronto". Belgrano, entonces Jefe del Ej√©rcito Auxiliar, consultaba a G√ľemes, Jefe de la Vanguardia de dicho Ej√©rcito, lo que permite inferir el respeto que exist√≠a entre ambos, en el orden militar.
El 3 de Abril de 1817 Belgrano escribe a G√ľemes: "Un oficial Plaza de los Escuadrones de San Carlos que ha huido de Potos√≠ el 6 o 7 del pasado, declara que degollaron el d√≠a de Reyes en aquella plaza a cuarenta de los prisioneros de Yavi y cuatro mujeres patriotas; que √©l iba a Oruro con los dem√°s cuando a dos jornadas encontraron al batall√≥n de Fernandinos que tra√≠a m√°s de mil patriotas de La Paz presos, con quienes los hicieron regresar y que a Potos√≠ llegar√≠an poco m√°s de doscientos porque los fusilaban en el camino. Esto, con la orden de Ram√≠rez para que no llegase a Santiago ning√ļn oficial vivo y haber muerto a cuatro en cuatro pascanas que hicieron, me confirma en mi opini√≥n que son unos inicuos y me conservar√° en ella aunque les viese hacer milagros. Aseguro a Ud. Que calificados aquellos hechos, al primero que ahorco si lo pillo, es al general. Tambi√©n declara el tal Plaza que el d√≠a de su fuga le dijo un muchacho, del Marqu√©s que estaba en capilla. Si esto es cierto le he de cumplir lo que ofrec√≠ y he de fusilar a dos coroneles".
El 3 de Setiembre de 1817, Belgrano dec√≠a a G√ľemes: "Nada creo de las noticias relativas al Marqu√©s, as√≠ de las de su fuga, como de haber ca√≠do de nuevo en manos del enemigo; pero a√ļn dado caso de que esto fuese cierto, ya vio Ud. como Serna me contest√≥ de que el Marqu√©s no hab√≠a solicitado el canje y como me desair√≥ y yo no puedo repetir semejante escena; ni entrando en ella, ofrecer a Seoane que ha visto nuestras cosas, ha visto el pa√≠s y debe estar al cabo de nuestra situaci√≥n moral y f√≠sica; me duelo con Ud. de la suerte de ese amigo, pero es de aquellas cosas que deben dejarse a la Divina Providencia y esperar de Ella que no ser√° tan amarga la desgracia como nos la figuramos".
Aquí cabe incluir un párrafo de las Memorias del Gral. Tomás de Iriarte (1794-1876), quien regresó a América en 1816 integrando la plana mayor del ejército de La Serna y que solidarizándose con el Marqués lo ayudó a huir de su prisión en Potosí. Dice Iriarte: "La fuga del marqués y los antecedentes, me hicieron aparecer como sospechoso. Yo corrí gustoso el compromiso, no sólo en obsequio de la amistad que había contraído con el marqués, sino muy principalmente por hacer un servicio importante a la causa de la independencia, pues el marqués era un hombre de influjo, muy querido de los habitantes de sus estados, pues así pueden llamarse las tierras que poseía por su gran extensión, y él me había prometido que las iba a poner bajo el pie de guerra, lo que le era muy fácil por el gran ascendiente y popularidad que tenía entre ellos".
El texto prueba que lo que Belgrano no crey√≥ ocurri√≥. Fern√°ndez Campero hab√≠a logrado huir de sus captores pero volvi√≥ a ser tomado prisionero. Luego fue trasladado a Lima y de all√≠ a Espa√Īa, falleciendo en el trayecto.

III. LA REPATRIACION DE SUS RESTOS, UNA DEUDA NACIONAL

Conforme la documentaci√≥n existente, Argentina es el segundo pa√≠s que requiere la repatriaci√≥n de los restos de Juan Jos√© Fern√°ndez Campero. Sorprende que el primero haya sido Per√ļ, dado que el h√©roe naci√≥ en territorio argentino, donde hizo su mayor aporte a la Independencia de Sud Am√©rica Hispana. Se ignoran las razones por las cuales la repatriaci√≥n no se concret√≥ pero enorgullece saber que en Per√ļ se haya considerado al Yave√Īo, digno de reposar en el Pante√≥n de los Pr√≥ceres.
El Dr. Rodolfo Mart√≠n Campero al exponer las razones hist√≥ricas, pol√≠ticas y militares por las cuales considera un acto de justicia repatriar los restos de Juan Jos√© Fern√°ndez Campero, afirma que este personaje es uno de los muchos part√≠cipes de nuestra historia desconocidos o condenados al olvido. La autora del Bolet√≠n G√ľemesiano considera tambi√©n ignorados protagonistas a los Yave√Īos martirizados √© inmolados aqu√©l terrible y tr√°gico 15 de Noviembre de 1816. Ser√≠a justo que en su memoria dicha fecha integrara las Efem√©rides Nacionales, de otra manera su aporte a la Independencia de la Patria permanecer√° silenciado.
Al tratarse por segunda vez el Proyecto de Repatriaci√≥n en nuestro pa√≠s, en la sesi√≥n del 10 de Diciembre de 2008 el Senador Gerardo Morales record√≥ que: "Temprana fue la tumba que guarda sus restos, generosas las tierras hermanas que a√ļn lo hospedan" agregando que "Nuestro pa√≠s y su pueblo tienen que contener los restos de quienes la hicieron lo que hoy es, una Patria grande, creemos que los restos del Marqu√©s deben volver a tierra argentina, y especialmente a la tierra de Yavi en el norte de Jujuy".
En el marco del Bicentenario, Salta, Jujuy y quienes hicieron posible que el Movimiento de Mayo se consolidara y luego sostuvieron la Independencia, esperan un acto de justicia. Continuaremos bregando para que les sea concedido.

IV. EL PACTO DE LOS CERRILLOS

Seguidamente se expone el trabajo redactado por la autora del Bolet√≠n para la Revista Digital "Salta Integraci√≥n" N¬ļ 118 (www.saltaintegracion.com.ar).
Como cada a√Īo, el 22 de Marzo se record√≥ la firma del Pacto de los Cerrillos. Frecuentemente el conflicto que finaliz√≥ con dicho Pacto es simplificado a la toma de fusiles que realizara G√ľemes luego de triunfar en Puesto del Marqu√©s, ser separado -junto a su Divisi√≥n- del Ej√©rcito Auxiliar y a su negativa o m√°s bien desobediencia a devolverlos. Pero el tema es m√°s complejo, los motivos por los cuales Salta fue invadida en marzo de 1816 por el Ej√©rcito Patriota fueron diversos, por lo tanto la trascendencia del Pacto es superior a la que se le da.
El conflicto entre Mart√≠n G√ľemes y Jos√© de Rondeau se origin√≥ durante el Directorio de Gervasio Antonio Posadas. Desde Julio de 1814 Rondeau comandaba el Ej√©rcito Auxiliar al Alto Per√ļ, luego fue nombrado Director Supremo, cargo que no ejerci√≥ en esa oportunidad continuando en el mando del Ej√©rcito hasta ser reemplazado por el Gral. Manuel Belgrano a mediados de 1816. En √©se per√≠odo (Julio de 1814-Marzo de 1816) se gest√≥, desarroll√≥ y concluy√≥ el conflicto, cuya principal y justa consecuencia fue la confirmaci√≥n de la autoridad pol√≠tica y militar del Gral. G√ľemes.

RIVALIDADES Y ENCONO

Desde 1810, a√Īo en que se form√≥ el Ej√©rcito Auxiliar del Alto Per√ļ con la misi√≥n de recuperar las cuatro Intendencias Altoperuanas anexadas al Virreynato del Per√ļ, las tropas provenientes de Buenos Aires rivalizaron con las comandadas por Mart√≠n G√ľemes.
La raz√≥n era la disciplina, organizaci√≥n y √©xito militar que la Divisi√≥n a su mando manifest√≥ en defensa de lo que en la √©poca se consideraba Santa Causa. Los Oficiales ve√≠an con gran recelo el patriotismo del salte√Īo y no escatimaron esfuerzos para intentar desprestigiarlo, tanto a √©l como a la gente bajo su mando, a la que menoscabaron.
Mart√≠n G√ľemes tuvo la grandeza de continuar mirando hacia el horizonte, que era la libertad de la Patria a la que amaba, y hacia √©l cabalg√≥. No se detuvo a devolver injurias y enfrent√≥ con entereza la adversidad que sus propios coterr√°neos interpon√≠an.
Permaneci√≥ a disposici√≥n del ej√©rcito, contribuy√≥ cuanto pudo a sus objetivos y cuando la maledicencia y la desconfianza llevaron a Rondeau a invadir Salta, ya entonces gobernada por G√ľemes, result√≥ reivindicado y echando un manto de olvido sobre los amargos y dif√≠ciles momentos vividos continu√≥ luchando por la independencia.
Durante la Jefatura de Rondeau la rivalidad y el encono no s√≥lo se mantuvieron sino que se incrementaron, as√≠ como las falsas acusaciones y las intrigas. El aumento de la difamaci√≥n de la persona de G√ľemes y de sus tropas lleg√≥ a la prensa porte√Īa, que lo denominaba caudillejo, cacique, demagogo, tirano. Sus milicias eran calificadas como bandidos, salteadores, montoneros. Nada se dec√≠a de la eficacia operativa, del √©xito con que se desempe√Īaban y de la envidia que despertaban.
El propio Gral. Jos√© de San Mart√≠n ponder√≥ documentalmente el accionar de los gauchos a quienes G√ľemes defin√≠a como "los campeones que tengo el honor de mandar". Por el contrario, al hacerse cargo del Ej√©rcito Auxiliar San Mart√≠n hab√≠a expresado: "Tengo la desgracia de haber tomado el mando de un ej√©rcito derrotado cuyos oficiales parece no han escapado de las manos del enemigo sino para prepararle la conquista del resto de las provincias. Las armas de la Patria cuyo mando se me ha confiado no podr√°n prosperar de aqu√≠ en adelante hasta que el ejemplo del escarmiento contenga a unos y despierte en otros la noble pasi√≥n de la gloria que es la que hace obrar prodigios de valor y fortaleza". Esas palabras, sumadas a las de Pueyrred√≥n -que consider√≥ al hacerse cargo del Ej√©rcito Auxiliar que √©ste era un cuerpo enfermo con sus miembros corruptos- describen claramente la moral de dicho Ej√©rcito.
Tanto las milicias salte√Īas como su digno jefe fueron reivindicados cuando Juan Mart√≠n de Pueyrredon asumi√≥ el Directorio en Mayo de 1816. Luego de verificar el deplorable estado del Ej√©rcito le orden√≥ a Rondeau concentrarlo en Tucum√°n y entregar a G√ľemes armamentos y municiones. Entonces el heroico salte√Īo qued√≥ al servicio de la Naci√≥n con la misi√≥n de defender las Provincias Unidas y la seguridad del Ej√©rcito Auxiliar.

LA TRASCENDENCIA DEL ACUERDO

Cuando Rondeau march√≥ sobre Salta y la invadi√≥, ven√≠a del Alto Per√ļ despu√©s de haber sido derrotado en Sipe Sipe (29 de Noviembre de 1815). Esa batalla lo oblig√≥ a regresar presurosa y desordenadamente hacia el actual territorio argentino, acosado por las tropas realistas al mando de Pezuela.
Estos aspectos deben ser considerados para comprender el Pacto de San José de los Cerrillos. Tras la firma Rondeau se retiró con sus tropas hacia Jujuy dando fin al conflicto. Ejercía el Directorio Ignacio Alvarez Thomas.
El Pacto se concertó para cortar "hasta los asomos de desconfianza que unas almas inquietas y perversas han procurado sembrar entre el Ejército Auxiliar y las tropas de la digna provincia de Salta y en vista de los males que contra nuestros deseos, aparecían ya amagando la destrucción de los habitantes, la ruina de los pueblos y la pérdida tal vez del sagrado sistema de la libertad".
El primer art√≠culo fijaba "una paz s√≥lida, la amistad m√°s eterna entre el Ej√©rcito Auxiliar y la benem√©rita Provincia de Salta, ech√°ndose un velo sobre el pasado en virtud de una amnist√≠a general". Los siguientes trataban sobre los desertores del Ej√©rcito Auxiliar incorporados a las tropas de G√ľemes, prisioneros y auxilios de Salta al Ej√©rcito de las Provincias Unidas.
Es notable c√≥mo un Jefe de Ej√©rcito, que contaba con el incondicional apoyo del Director Supremo y del Teniente Gobernador de Jujuy (quien hab√≠a declarado traidor a G√ľemes) se retractaba de sus grav√≠simas acusaciones. No s√≥lo se retract√≥ sino que sell√≥ la paz m√°s eterna y una amistad perpetua con aqu√©l a quien apenas una semana atr√°s hab√≠a declarado reo de estado y ordenado la desobediencia consider√°ndolo "el mas atroz de los hombres". Casi un mes despu√©s dej√≥ sin efecto sus dichos "por haberse desvanecido las dudas que lo generaron". Tambi√©n declar√≥ √≠rrito y de ning√ļn valor de ese Bando caracterizando de muy laudable el celo patrio del pueblo destacando que la buena opini√≥n, el patriotismo, los recomendables servicios de G√ľemes nada hab√≠an perdido en el incidente y que hab√≠an adquirido un nuevo valor.
Respecto al texto del documento, el Dr. Mart√≠n Gabriel Figueroa G√ľemes expres√≥: "No cabe duda del estado en que se hallaba la conciencia de Rondeau (despu√©s del Pacto). Impl√≠citamente confesaba sus culpas y se atribu√≠a la injusticia. El Ej√©rcito Auxiliar, viendo totalmente perdido su prestigio, retrograd√≥ a Tucum√°n y en el camino cambi√≥ otra vez de general.
Belgrano sustituy√≥ a Rondeau. Su conducta no s√≥lo salv√≥ a Salta, sino que fue la salvadora del pa√≠s. Es otra de las desobediencias geniales de nuestro h√©roe que supieron jugarse con rara oportunidad ante la terca incomprensi√≥n de los profanos". Certeras expresiones ya que la conducta de G√ľemes permiti√≥ que el Congreso sesionara en Tucum√°n y luego declarara la Independencia. Tambi√©n permiti√≥ que San Mart√≠n continuara organizando el Ej√©rcito de los Andes, raz√≥n por la cual le escribi√≥ a Tom√°s Godoy Cruz: "M√°s que mil victorias he celebrado la mil veces feliz uni√≥n de G√ľemes con Rondeau. As√≠ es que las demostraciones en √©sta sobre tan feliz incidente se han celebrado con una salva de veinte ca√Īonazos, iluminaci√≥n, repiques y otras mil cosas".

SIMBOLO DE LA UNIDAD NACIONAL

Mariano Gordaliza, Teniente Gobernador de Jujuy, al enterarse de la firma del Pacto de Los Cerrillos suplic√≥ al Director que garantizara su exilio hacia Tucum√°n. Tem√≠a, tanto √©l como otros vecinos que se consideraban traicionados por Rondeau, las represalias de G√ľemes. Pero el h√©roe, dando muestras de valor y en cumplimiento de la paz concertada, le permiti√≥ continuar en su cargo. Gordaliza no apreci√≥ este gesto magn√°nimo y apenas superado el conflicto, continu√≥ generando oposici√≥n.
Desde Tucum√°n Bernab√© Ar√°oz expres√≥ a G√ľemes: "Yo no podr√© pintarle a usted cu√°nta es nuestra alegr√≠a viendo cortadas las desavenencias (entre usted y el se√Īor general) que tanto mal nos causaba en las circunstancias m√°s cr√≠ticas que nos pod√≠an presentar". "Su alma es m√°s grande de lo que me figur√© pues veo que en el mismo tiempo que parec√≠a imposible componer sus desavenencias lo ha dejado todo compuesto, d√°ndonos un d√≠a de gloria a todos los amantes de la libertad de nuestra Am√©rica".
Una clara y objetiva s√≠ntesis sobre el significado del Pacto de Los Cerrillos la da el maestro Luis Oscar Colmenares al afirmar que: "La invasi√≥n de Rondeau hab√≠a demostrado que Mart√≠n G√ľemes contaba con milicias gauchas en cantidad y calidad suficientes como para enfrentar a todo un ej√©rcito. Tambi√©n hab√≠a quedado demostrada otra realidad tan importante como la anterior: el Gobernador de Salta estaba √≠ntegramente al servicio de las Provincias Unidas, as√≠ se encontrara en Buenos Aires el gobierno central. S√≥lo exig√≠a respeto y la provisi√≥n de los elementos m√≠nimos para cumplir adecuadamente su labor".
Luego de ser confirmado G√ľemes en el cargo de Gobernador de la Intendencia de Salta continu√≥ dando muestras de entereza y virtudes. A su vez, el inmenso amor y respeto que profesaba por sus gauchos lo llev√≥ a protegerlos y defenderlos de los ataques verbales del campo patriota y del campo enemigo.
El inclaudicable jefe tuvo la gloria de morir como lo había anunciado: sosteniendo la Independencia de América y sellándola con su sangre. Sean estas líneas un simbólico laurel para honrar el recuerdo de don Martín Miguel y de sus Gauchos, los campeones que tenía el honor de mandar.
V. NUEVOS RECONOCIMIENTOS AL BOLETIN GUEMESIANO DIGITAL

Con fecha 7 de Noviembre de 2008 la Secretar√≠a de Turismo y Cultura de Jujuy lo declar√≥ de Inter√©s Cultural al Bolet√≠n G√ľemesiano Digital. En los considerandos de la Resoluci√≥n N¬ļ 671 consta: "La Secretar√≠a de Turismo y Cultura brinda su apoyo institucional a esta labor cultural que tiene como objetivo principal responder consultas, difundir trabajos de investigaci√≥n, documentos, di√°logos sobre la materia, con cuya difusi√≥n se transmiten conocimientos de nuestro escenario norte√Īo y gran parte del territorio de la hermana Rep√ļblica de Bolivia".
Por Resoluci√≥n N¬ļ 229 del 28 de Noviembre de 2008 la Subsecretar√≠a de Planeamiento Educativo de la Provincia de Salta le otorg√≥ el Auspicio por considerar que el mismo: "Exalta las gestas Sanmartiniana, Belgraniana y G√ľemesiana, contribuyendo a su correcto conocimiento; reivindica la debida honra al gaucho por su protagonismo en la lucha por la Independencia; fortalece los valores que cimentan la identidad nacional; resultando de inter√©s los contenidos y metodolog√≠a, siendo las actividades propuestas coherentes con dicho prop√≥sito".
Estos reconocimientos se suman a los oportunamente dados por la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta; la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

VI. AGENDA GUEMESIANA MARZO DE 2009

La Prof. María Cristina Fernández desarrolló las siguientes actividades:

En Salta:

20 Marzo: Expuso el trabajo "De la Discordia al Pacto" en sede del Instituto G√ľemesiano de Salta, entregando algunos ejemplares del mismo. Entre los asistentes se destacaban autoridades locales, el escritor Salvadore√Īo Julio D√≠az Escamilla, el antrop√≥logo mejicano Francisco Islas, ambos lectores del Bolet√≠n Digital y los G√ľemesianos Elsa y Enrique Pardo, residentes en Bah√≠a Blanca.
23 Marzo: Reuni√≥n con el Secretario de Cultura de la Provincia de Salta, Escribano V√≠ctor Fern√°ndez Esteban, a quien se le dieron a conocer las actividades G√ľemesianas que se desarrollan en Buenos Aires.
Asistencia al acto de evocaci√≥n del 193¬ļ Aniversario de la firma del Pacto de Los Cerrillos, en la localidad de Cerrillos.

En B Aires:

6 Marzo: Reunión con el documentalista Franco Ariel Cruz, a quien se asesoró académicamente sobre las Mujeres en la Lucha por la Independencia.
28 Marzo: Asistencia a la puesta en escena del musical titulado "Juana Azurduy", realizado en UOCRA.

VII. PALABRAS FINALES

Era diez de Abril. Junto a mis queridos Gauchos G√ľemesianos esperaba el momento de realizar el Via Crucis con la Sagrada Imagen del Cristo Campesino -Patrono de los G√ľemesianos- cuando a trav√©s del tel√©fono recib√≠ la triste noticia: hab√≠a fallecido Adri√°n Checa.
Fue un sacud√≥n, Adri√°n era uno de los Gauchos m√°s Gauchos que conoc√≠. Tuve la alegr√≠a de estrechar su mano y palpar su coraz√≥n hacen casi tres a√Īos, cuando fui a Rosario de la Frontera a compartir el sentimiento G√ľemesiano. Luego estuve en el Encuentro Gaucho que "El Bagual" (Agrupaci√≥n que presid√≠a) organiza cada a√Īo en Balboa. Al despedirnos me obsequi√≥ su distintivo. ¬°qu√© privilegio!
La noche del 16 de Junio de 2008 lo encontr√© acampando al costado del Monumento a G√ľemes en Salta, hab√≠a marchado desde Rosario de la Frontera para homenajear al h√©roe. Volvimos a vernos y a compartir incomparables emociones cuando durante 9 lunas acompa√Ī√© la Marcha Patri√≥tica que uni√≥ el sur de Salta con la capital juje√Īa evocando el √Čxodo de 1812.
En Palomitas festejamos su cumplea√Īos y en Jujuy compartimos el orgullo de que √©l, como Jefe de Marcha, hubiera desempe√Īado tan buen papel que no hubo nada que lamentar. Y por si √©so fuera poco, hab√≠an marchado tres j√≥venes hijos suyos (dos mujeres y un var√≥n) y su nieto Panchito.
En uno de los descansos me dijo: -esto no es para cualquiera, aquí se ven a los verdaderos gauchos. Hay que subirse a un caballo y andar, ah, eso si que no se lo cuenta nadie.
Nos vimos por √ļltima vez este 19 de Marzo en Met√°n, donde celebramos el re encuentro con un interminable abrazo. Nada hac√≠a suponer que ser√≠a el √ļltimo.
Hoy, desde mi puesto de lucha en B Aires, le dedico estas palabras, su ejemplo, su bondad, su hablar pausado no ser√°n olvido. Desde la foto que Federico San Juan nos tomara una fr√≠a pero maravillosa noche en la localidad de Gral. G√ľemes, durante la Marcha a Jujuy, siempre me recordar√° que gaucho no es cualquiera. Hasta siempre Adri√°n Checa, Gaucho con todas las letras.

Buenos Aires, 12 de Abril de 2009

Prof. María Cristina Fernández
Académica Correspondiente
Instituto G√ľemesiano de Salta
Tel: 011 4306 9720
macacha@infovia.com.ar


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 pŠginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | ContŠctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos