Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SEÑAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer página de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 27 de Agosto del 2010  

EL "MARTIN FIERRO" COMENTADO 
El Martin Fierro comentado por el Lic. en Filosofia Prof. Roald Vigano. Capitulo Nº1 vigesimo cuarto verso.
Tiempo de lectura: 5´ | 1485 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Entonces...cuando el lucero
brillaba en el cielo santo,
y los gallos con su canto
nos decían que el día llegaba,
a la cocina rumbiaba
el gaucho...que era un encanto.

¡Cuántas cosas que Martín Fierro gozaba y que hoy hemos perdido! Hoy ya no es el lucero el amigo del hombre que madruga. No porque el lucero no brille en el azul oscuro de la noche con luz amistosa y hermana, sino porque hoy no sabemos si su luz alumbra o si se ha apagado. Hay demasiados muros entorno nuestro. Vivimos entre moles de cemento, tantas y tan altas, que ya mas bien que un cobijo son una prisión.

Una prisión para los ojos, que no pueden ver mas allá de su argamasa, y una prisión para el corazón y para la fantasía, que chocan contra ellas como las alas de un pájaro chocan contra los barrotes de la jaula. Y no pueden volar a lo ancho del campo y hasta las alturas del cielo, donde se apaga el sonido de este mundo y el espíritu comienza a sentir otras voces y otra música, jamás imaginadas.

Y como los hombres encerrados en cárcel a menudo desahogan en reyertas y peleas su falta de libertad, así también nosotros, prisioneros de este mundo de cal y de cemento, a menudo buscamos formas de escapar a nuestro encierro que, tras la ilusión de la fuga, hacen nuestra prisión más estrecha y más penosa.

¡Cuánta falta nos hace una ventana abierta a las anchuras del campo y a las alturas del cielo! ¡Cuánta falta nos hace la amistad silenciosa, lejana e íntima del hermano lucero! Y hasta el canto del gallo, que despertaba al hombre con la música natural de las cosas que ha hecho Dios, y que nosotros hemos reemplazado con el violento llamado del reloj despertador.


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 páginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | Contáctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos