Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SEÑAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer página de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 15 de Septiembre del 2010  

EL "MARTIN FIERRO" COMENTADO 
El Martin Fierro comentado por el Lic. en Filosofia Prof. Roald Vigano. Capitulo Nº1 vigesimo quinto verso.
Tiempo de lectura: 5´ | 1473 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Y sentao junto al jogón
a esperar que venga el día,
al cimarrón le prendía
hasta ponerse rechoncho,
mientras su china dormía
tapadita con su poncho.

Tal vez porque allá, en el fondo legendario de los tiempos, la mujer nació de una costilla del hombre, es que ella tiene desde siempre en el hombre su protección y su amparo natural. Por eso, mientras el hombre en la hora de su debilidad busca cobijo en la suavidad del seno de la mujer, la mujer, en las horas de las grandes angustias, busca la fortaleza del pecho del hombre. Es el alma de la antigua costilla que vuelve...

A veces puede ser conveniente y hasta necesario que la mujer asuma la tarea de protección y de amparo, cuando las circunstancias – especialmente la enfermedad – impiden al varón cumplir su natural función de abrigo de la mujer y sostén de la familia. Pero al asumir el papel del varón en la familia, la mujer procure hacerlo ganando el sustento del hogar con labores femeninas, en lo posible sin dejar la casa, y permaneciendo tanto cuanto pueda junto a su esposo y al lado de sus hijos.

Porque es el hombre quien, por bíblico mandato, debe traer el pan a la mesa familiar, y es el hombre quien, desde el alba del mundo, tiene en su pecho un antiguo lugar para la suave protección de la mujer.

Martín Fierro se levanta antes del alba. Costumbre sana, no solo para la salud del cuerpo sino también del alma. Sobre todo cuando en el tiempo que separa el morir de las últimas sombras y el nacer de las primeras luces el corazón se prepara con la meditación para vivir un nuevo día, y el cuerpo se apresta con un frugal desayuno para las faenas de la nueva jornada. Marín Fierro se sienta junto al fuego que nunca se apaga – porque es símbolo de vida – a esperar rumiando pensamientos la aparición del sol, que vendrá con su diario mandato de trabajo. Y toma mate amargo por viril austeridad, y porque los pobres no tienen para azúcar. Pero el cimarrón le alcanza y sobra, porque su espíritu está lleno de otras cosas. Ni se zambulle en el vértigo del día como ciego; antes bien prepara su corazón y su pensamiento para la jornada nueva, abriendo los ojos de su alma al infinito del campo y del cielo. El nuevo sol traerá exigencias de sudores y también promesas y esperanzas. Y Martín Fierro aguaita el horizonte donde surgirá el cálido amigo de todas las mañanas, mientras su mujer duerme, al abrigo de la viril tibieza de su poncho...


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 páginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | Contáctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos