Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SE√ĎAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer pŠgina de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 18 de Octubre del 2005  

De la vieja costumbre de "campear" 
La tarea de llevar las vacas al campo durante una temporada para que se alimenten demanda horas de preparaciůn y largas caminatas.
Tiempo de lectura: 1' 20" | 4643 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Esta nota obtuvo el Primer Premio en el Concurso Rincón Gaucho en la Escuela. Su autor es alumno de la Escuela Onofre Illanes, La Ciénaga, Jáchal, San Juan. Este establecimiento comenzó a funcionar en 1909 en la casa de Domingo Illanes, hijo de Onofre Illanes, fundador del pueblo. Veamos cómo es la vida en este lugar.

Me llamo Juan, tengo 14 a√Īos y soy el mayor de siete hermanos. Desde hace poco tiempo vivo en La Ci√©naga -a unos 25 kil√≥metros al este de J√°chal-, donde a mi pap√° le ofrecieron trabajar en el camping.

Este a√Īo, con mis hermanos, empezamos a ir a la escuela del lugar. Nos parec√≠a raro el hecho de que fu√©ramos los √ļnicos alumnos, hasta que conocimos a Bebi, uno de los once hijos de do√Īa Luisa de D√≠as, que tambi√©n estudi√≥ en la escuela Onofre Illanes.

Le dicen Bebi, pero su nombre es Rolando. Tiene 15 a√Īos y fue quien me cont√≥ de los hombres que van por los cerros a buscar animales y de la habilidad de sus hermanos para hacer rastras, lazos, y pellones (seg√ļn dice, ellos aprendieron de su pap√°, don Rogelio D√≠as, y √©ste, a su vez, del suyo).

Cuando llegué a La Ciénaga, había visto que para Semana Santa varios jinetes se iban al campo -en las casas sólo quedaban las mujeres-, y que unos cuantos días después aparecían con algunas vacas.

Me preguntaba a qué lugares irían exactamente, desde dónde arrearían los animales y para qué.

Cuando mi maestra Mabel nos mostró la propuesta del Concurso de Rincón Gaucho pensé que mi desconocimiento de los trabajos rurales era también el de otros chicos de la ciudad. Ella me prestó el grabador de la escuela para que recogiera historias y Bebi me llevó a visitar a don Ruperto Pérez, que vive cruzando el río.

En su casa estaban de visita Toti, presidente de la Agrupaci√≥n Gaucha, y Jorge, su hermano, que sabe mucho de los p√°jaros del lugar. Al igual que a los muchachos D√≠as, el padre ense√Ī√≥ a don Ruperto a "campear", es decir, a llevar las vacas al campo durante una temporada, para que se alimenten, y luego ir a traerlas.

Me cont√≥ que d√≠as antes de la salida empezaban a preparar los lazos, por si se les escapaba alg√ļn animal, los pellones y la montura de sus caballos. Tambi√©n revisaban que estuvieran bien herrados para que no se lastimaran las patas entre las piedras de los cerros ni con las espinas de algarrobo.

Ellos ir√≠an protegidos con guardamontes -que cubren las piernas de los ramalazos de los cha√Īares y garabatos- y un buen sombrero de paja, porque aqu√≠ el sol pica fuerte en la cara.

Para Semana Santa, junto con don Ruperto fueron al campo Toti y Pablo Aballay, Gustavo Illanes, Miguel y Sebasti√°n, hijos de do√Īa Mary, y los muchachos del t√≠o D√≠as.

Las mujeres les hab√≠an preparado quesillo de cabra y charqui para llevar en las alforjas unos "caseritos" hechos con el √ļltimo amasijo, el mate, la yerba, un poquito de az√ļcar, un jarro para hervir agua, f√≥sforos, vino y una guitarra.

Don Ruperto es un hombre grande. Recuerda que desde chico su padre lo llevaba a campear al Buen Retiro, un lugar alejado de La Ciénaga.

Seg√ļn cuenta, era necesario encontrar los animales y juntarlos para marcarlos, que es una manera de saber cu√°les son los propios y cu√°les los ajenos, y despu√©s castrarlos.

Salían de noche para poder llegar al amanecer. Hacían el real debajo de un árbol, en una carpa, y temprano empezaban las tareas.

A√Īos m√°s tarde levantaron el refugio: un rancho de palo de pique y jarilla. En la noche se divert√≠an haciendo fogones, tomando unos tragos y cantando. Al otro d√≠a segu√≠an juntando animales para encerrarlos.

Cálida recepción

En cuatro o cinco jornadas la tarea estaba hecha y volvían con algunos animales seleccionados para el carneo, aprovechando los fríos del invierno. Entonces, todas las familias estaban de fiesta. Los vecinos vendrían a ayudar en ese trabajo y serían retribuidos con carne, achuras y chorizos.

La tarde en que entrevisté a don Ruperto supe también que en este lugar existe una Agrupación Gaucha y que ya son quince los muchachos que nos representan en la Fiesta de la Tradición, que se organiza en Jáchal y en otros lugares.

Ellos participan de competencias de destreza criolla como las boleadas del avestruz, las carreras enancadas y el juego del testimonio.

Cuando me iba, Jorge me prometió la historia del toco y la loica, dos pájaros que viven aquí.

Me qued√© pensando cu√°ntas cosas conocen ellos de este lugar, cosas que les ense√Īaron sus padres y que vienen desde mucho antes. Creo que voy a ser como ellos y que, alguna vez, tambi√©n voy a ir al campo.

No s√© qui√©n leer√° esto que escribo, pero si pasa por La Ci√©naga seguro va a creer que aqu√≠ no vive nadie y que es mentira lo que le cuento. Claro que si da la vuelta al cerro, va a encontrar la casa de do√Īa Luisa y ella le va a decir d√≥nde est√°n los dem√°s. Y si tiene un tiempito, le va a ense√Īar sus tejidos al telar, y si tiene m√°s suerte tambi√©n le va a mostrar los poemas que escribe cuando est√° sola, con sus hijas, porque los hombres salieron a campear...

Por Juan A. Monta√Īo
Para LA NACION

Fuente: Suplemento El Campo, Rincón Gaucho, Diario La Nación


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Enlaces de Interés
http://www.lanacion.com.ar/...
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 pŠginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | ContŠctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos