Quiénes somos Federaciones Noticias Buscador Revista LOS GAUCHOS Radio SEÑAL GAUCHA Contáctenos Webmaster
Búsqueda avanzada Agregar a Favoritos Hacer página de inicio  
   Inicio
   Radio Señal Gaucha
   Quiénes somos
   Presencias y Logros
   Federaciones
   El Gaucho
   Regiones Gauchas
   Comidas Típicas
   Humor
   Caballos
   Libros
   Música
   Artesanías
   Gauchadas
   Calendario
   Fotos
   Postales Gauchas
   Glosario
   Agradecimientos
   Correo del Lector
    Contáctenos



 
Argentina, 07 de Junio del 2016  

"Facones versus cañones"  
El ejército de Güemes carecía de armas reglamentarias y de uniformes. Lo integraban hombres que iban a la guerra con lo que poseían: puñales, lanzas, boleadoras y ponchos.
Tiempo de lectura: | 483 lecturas.
  Foto
+ Ampliar imagen

Puñales, lazos, lanzas, boleadoras y ponchos fueron las armas que enarbolaron los patriotas de Güemes para vencer las poderosas fuerzas realistas. En Salta y Jujuy el heroísmo criollo escribió esa epopeya.

Terminada la guerra con Napoleón, diez mil veteranos que se habían batido contra el primer Capitán del siglo, fueron enviados por el rey de España a pacificar las colonias rebeldes de América. En 1815, habiendo vencido a Bolívar, a esas tropas se las destinó a sofocar la revolución sostenida por Buenos Aires. La mayor parte inició su campaña sobre Jujuy, Salta y Tucumán, con un primer destino en Córdoba antes de proyectarse sobre la sede del gobierno patrio. Este poderoso ejército realista constaba de 14 cuerpos de línea, 7 batallones de infantería y 7 escuadrones de caballería; 16 cañones formaban la dotación de artillería. La fuerza total alcanzaba unos 7.000 hombres. Además contaba con un escuadrón de arrieros que conducía quinientas mulas, por cuyo flete se pagaban 5.000 pesos fuertes mensuales. Más de mil caballos traídos desde la costa del Pacífico, y otras mil mulas de silla. Contaba también con abundantes municiones, vestuarios, equipaje, hospitales y una "caja" militar de setecientos mil pesos fuertes en reserva, estando la tropa pagada al día. Su jefe era don José Alvarez de La Serna e Hinojosa, Mariscal de Campo y Caballería de Su Majestad.

El 3 de enero de 1817, luego de tomar Humahuaca, se dio la orden de invadir a Jujuy y fueron, en el decir popular, los sarracenos, la más poderosa fuerza realista que viera esta parte de América. ¿Contra quién tenía que pelear tan selecta tropa? Pues, contra un ejército que no era como los demás. Contra dos provincias, Salta y Jujuy, levantadas en armas por sus jefes populares a las órdenes del caudillo don Martín de Güemes, sin más recursos que los propios.

La Serna, antes de iniciar la invasión, los calificó de bandidos y, en un principio, no respetó a los prisioneros haciéndolos fusilar. "¿Cree usted por ventura -escribía- que un puñado de hombres desnaturalizados y mantenidos por el robo, sin más orden, disciplina e instrucción que la de unos bandidos puede oponerse a una tropa acostumbrada a vencer a las mejores de Europa? ¿Sus Jefes? Improvisados militares criollos, civiles obligados por las circunstancias a tomar las armas enfrentando a "la flor y nata" de la oficialidad española.

Sin embargo, -como festejaron los gauchos-, a los maturrangos la taba les echó la desgracia; al poco tiempo tuvieron que reconocer que peleaban contra un ejército y respetar las leyes de la guerra. Pero una sencilla medicina curó a La Serna de su soberbia. Güemes autorizó a los gauchos a sacarles a los prisioneros españoles una tira de piel de dos dedos de ancho desde el cuello hasta la cintura y devolverles en el acto la libertad. Sólo cuando La Serna dejara de fusilar, los criollos dejarían de desollar. Y así fue. A partir de ese momento comenzó la derrota del invasor. Derrota material y moral que concluyó el 5 de mayo cuando los godos regresaron al Alto Perú. Los refuerzos de apoyo que pidió Güemes al gobierno central llegaron después: 40 fusiles, 300 caballos flacos que ni siquiera fueron para él sino para el jefe de la Comandancia de San Carlos don Gaspar López. Pero a Martín Güemes... le sobraba pueblo.

Por: Carlos Buscemi


Volver
   Imprimir esta nota Enviar esta nota por email a un amigo


Señal Gaucha - Radio por Internet
  COLABORADORES
  RIFA MILLONARIA
  Libros - Novedades

Presente de Gauchos en Provincia de Buenos Aires
por María Cecilia Pisarello
155 páginas

  Música - Novedades


"LOS ARRIEROS DE SALTA"
Los Arrieros de Salta (Un Canto a Nuestra Tierra)

  Email: correo@confederaciongaucha.com.ar | Contáctenos | Estadísticas Ir Arriba 
 © Copyright 2003-2017 Alejandro Salvatierra  
Optimizado para una resolución de 800x600 píxels utilizando Internet Explorer 5.x y versiones posteriores.
Sitio diseñado por Alejandro Salvatierra
Golem Solutions
Inicio | Noticias | Federaciones | Suscripción | Webmaster | Contáctenos